La bici en Murcia como medio de transporte: un septiembre intenso

El Ayuntamiento de Murcia mantiene su impulso para fomentar el uso de la bicicleta en la ciudad. El Servicio Municipal de Transporte Ecológico sigue desarrollando acciones para cumplir su Plan de Acción de la Bicicleta en la Ciudad de Murcia.  Con este plan, las autoridades municipales se proponen disminuir los problemas de circulación y ecológicos que la superpoblación de coches ocasiona.

 

Nuevos carriles: una obra necesaria

La idea del Ayuntamiento es asegurar la continuidad de los itinerarios de bicicletas que ya existen. Los tramos antiguos se unirán a los nuevos para generar una verdadera red que permita a los ciclistas el tránsito fluido por el casco urbano.

Con esta meta, una nueva red de carriles ya está en marcha. Ha comenzado en la zona norte de la ciudad. Precisamente, en la problemática intersección de la Avenida Abenarabi y Juan Carlos I ya están comenzando las obras.

Es este un punto clave en la ruta de las bicis, pues el tránsito allí se complica por la aglomeración de coches y por el tranvía. Esta parte de la infraestructura de carriles para bicicleta se unirá con otra que acabará en la mota del Rio Segura. El sur y el norte de la ciudad quedarán, de esta forma, conectados por las bici-sendas.

Los nuevos carriles unirán El Esparragal con Montepinar, y Manterola con el barrio del Carmen.  Asimismo, se está considerando la posibilidad de unir la pasarela Manterola con la FICA. Con estas medidas, se podrá transitar con seguridad y sin riesgos por la ciudad. Estos proyectos están siendo analizados por los colectivos involucrados, para conocer sus opiniones.

El proyecto supone más de cinco kilómetros de sendas. Se financia con un aporte del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (80%) y el Ayuntamiento de Murcia (20%). Como acción complementaria y necesaria, se han instalado ya más de cuatrocientos aparca bicis y se prevé incrementar este número.

 

Las bicicletas ocupan la ciudad

Construir los carriles para bicicletas es imprescindible para potenciar el uso de este medio de transporte. Pero no es suficiente. Así lo han entendido los murcianos defensores de este vehículo que participaron en la marcha con la que se cerró la semana de la bicicleta. ¿El objetivo? Reivindicar un modelo de movilidad más sostenible para la ciudad.

Cientos de ciclistas de todas las edades se congregaron el domingo 16 en la plaza del Cardenal Belluga.  El intenso calor no impidió el desarrollo de una jornada en la que la alegría fue nota destacada. La marcha recorrió la ciudad llegó hasta la Plaza de los Patos, en el barrio de Vistabella.

El evento fue organizado por la asociación “Murcia en bici”. Se integró en la Semana Europea de la Movilidad y el Día Mundial sin Coches.

La ocasión fue propicia para informar y concienciar a los murcianos sobre los beneficios individuales y colectivos de circular en bicicleta.  Una medida de respeto a la ecología, beneficiosa para la salud individual y para la buena vida en la ciudad. El resultado, una verdadera fiesta, celebrada por todos.

 

A la luz de la luna: la Ruta Moon Bike

Una nueva edición de la ruta Moon Bike tuvo lugar el sábado 22 de setiembre. Este recorrido nocturno es una ingeniosa y atractiva propuesta para convocar a los amantes de las bicicletas. Libre de los efectos del calor del día, la noche se muestra generosa para una jornada inolvidable para quienes se unieron a esta iniciativa.

La ruta comenzó pasada la hora 20:30 en la Glorieta de España. Allí se reunieron los participantes en sus bicicletas.  Durante dos horas, los ciclistas recorrieron unos veintidós kilómetros de una ruta que demostró que es posible y muy agradable circular en bici de noche. El grupo pasó por La Arboleja, La Albatalía, La Ñora, Guadalupe, El Puntal y Espinardo.

Los estudiantes de la Facultad de Turismo transformaron la ruta en tour de aprendizaje. Tuvieron a su cargo la explicación de los rasgos sobresalientes de los sitios patrimoniales que se visitaron durante el recorrido.

Todo estuvo cuidadosamente organizado. Un detalle que fue muy bienvenido fue el préstamo de bicis para aquellos que no tuvieran una propia.

Poco a poco, en Murcia se están dando importantes pasos para considerar adoptar la bici como medio de transporte. La ciudad está preparándose para ello. Este trabajo, que involucra instituciones, colectivos, empresas, autoridades y ciudadanos, con seguridad conseguirá los objetivos propuestos.

 

0 Commentarios

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *