Cinco grandes ciudades en las que los niños van en bici al colegio

Ir al colegio no siempre es algo que apasione a los niños desde que comienzan su andadura escolar, sin embargo, puede que ir en bicicleta a su centro estudiantil pueda ayudarles a que esas horas sentados escuchando al docente sean más fructíferas y rentables en su día a día. Por ello, abordaremos varias ciudades españolas y europeas que pueden servir para animarte a dar el paso definitivo para ti y tu familia sobre las dos ruedas.

En primer lugar, debemos destacar la capital de Noruega, Oslo, donde gran cantidad de ella está recorrida por carriles bici, concretamente un total de 327 kilómetros, lo que permite a los más pequeños poder recorrerla con sus más cercanos y facilitarles la tarea de ir al colegio con este medio. Por otra parte, debemos destacar Ámsterdam pues la capital de los Países Bajos ha dado un gran salto en los últimos años dejando de lado el uso del automóvil, consiguiendo que entre su población haya cuatro veces más bicicletas que coches.

Dentro del top más elevado, también debemos hacer referencia a Basilea, la capital suiza, que ha confirmado en los últimos años una gran progresión en cuanto al avance del uso de la bicicleta en el país en parte impulsado por el desarrollo económico del mismo dejando así la puerta abierta a su uso a la población desde los más pequeños. Del mismo modo, destaca también Estrasburgo, en nuestro vecino país francés.

Si nos centramos en nuestro país, como potencia europea destaca la ciudad andaluza de Sevilla, cuyo carril bici está considerado como un auténtico referente a nivel mundial. Su crecimiento, pese a haber estancado ligeramente en los últimos meses, presenta un aumento en los últimos años de cerca del 13%, convirtiéndola en una de las más altas de España.

 

Ventajas de ir al colegio en bicicleta

En España, el uso de la bicicleta no está tan asentado como en otras ciudades del mundo que deberíamos tomar como ejemplo a la hora de aumentar nuestro uso de este saludable y eficiente medio de transporte pues es bastante probable que así, mejore nuestra calidad de vida. En los más pequeños, realizar su viaje al colegio en bicicleta mejorará, por supuesto, su condición física, pero también hará que lleguen más activos mentalmente y abran su pensamiento para poder aumentar su rendimiento con los libros.

Es por ello, que su condición física y su estado físico mejorarán a la par que lo hace su mente mientras que por otra parte, ayudan a mantener el medio ambiente de una forma saludable, reduciendo los niveles de contaminación que se provocarían al usar otros vehículos motorizados.

 

0 Commentarios

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *