La bicicleta, ejercicio físico ideal para nuestros mayores

La bicicleta es el ejercicio físico ideal para las personas de todas las edades, en especial para nuestros mayores. Les ayuda a mantener una vida sana de cuerpo y mente. Se trata de una práctica que debe incluirse en un plan especial de hábitos o simplemente como aficiones para divertirse en familia.

Nuestros mayores, al llegar a cierta edad, comienzan a disminuir la capacidad para realizar ciertas actividades. También son cada vez más propensos a padecer de enfermedades que limitan sus movimientos físicos, como reumas o artritis.

Ejercicios sencillos y seguros

Esa realidad diaria a causa de su edad, no significa que estas personas deban privarse de ciertos placeres como bailar, nadar, practicar pilates, yoga, taichí o aerobic. Solo deben buscar las formas más sencillas y seguras de mantenerse en movimiento y no caer en la monotonía.

Lo que no es recomendable para nuestros mayores es desarrollar ejercicios o deportes de más alto impacto que impliquen trotar, correr o saltar. El hecho de forzar para realizar estos ejercicios, puede afectar a sus condiciones físicas, respiratorias, óseas, las articulaciones, tendones y ligamentos.

La bicicleta, ejercicio físico ideal para nuestros mayores

La bicicleta se convierte en una herramienta perfecta para fortalecer la masa muscular de las personas mayores, sin tener que forzar en un ejercicio de riesgo. Es el vehículo favorito para disfrutar de paseos al aire libre.

Solo basta escoger un plan de ejercicios como rutina. La idea es fortalecer piernas, brazos, huesos, corazón y riñones. Sin embargo y sobre todo en personas de cierta edad, es recomendable consultar con el médico para evitar incurrir en excesos que comprometan la funcionalidad del cuerpo.

La bicicleta, como ejercicio físico ideal para nuestros mayores, reduce riesgos de artritis, diabetes, hipertensión arterial y enfermedades de la piel o respiratorias. También protege contra la obesidad, la depresión, el estrés, la artrosis o la osteoporosis.

A la hora de ejercitarse, en un lugar cerrado o en el parque, los mayores deben tener la supervisión de otra persona. También es recomendable llevar el control del tiempo para pedalear en bicicleta; de esa forma, se evitarán dolores posteriores al ejercicio y otros posibles efectos secundarios.

Ejercicios ideales para nuestros mayores

Los expertos recomiendan para las personas mayores no exceder los 20 o 30 minutos diarios en bicicleta, fija o en movimiento. Por otra parte, deben acostumbrarse a hacer ejercicios de calentamiento y estiramiento antes de subirse a una bicicleta. Esto ayudará a evitar calambres, torceduras y espasmos. También es importante que consuman alimentos ligeros y naturales y que respeten los horarios de las comidas.

El tiempo de duración de cada rutina lo establece el propio cuerpo. Lo mejor es comenzar poco a poco y observar el grado de resistencia. Este ejercicio puede repetirse dos o tres veces a la semana, siempre con moderación y buena hidratación.

La bicicleta es un ejercicio físico ideal para nuestros mayores. Los beneficios no solo son físicos, también para mantener la estabilidad mental.

 

0 Commentarios

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *