La bicicleta llega para quedarse

En España seguimos dando pasos hacia delante en el proceso de desescalada, una adaptación a nuestra nueva normalidad en la que luchamos por salir de la pandemia y en la que adquirimos nuevos hábitos preventivos una vez la hayamos dejado en el pasado el Covid-19 que tan patas arriba ha puesto el planeta. Un trance que no quedará en el olvido, y que nos hace reflexionar sobre nuestro modo y calidad de vida, especialmente en las ciudades, donde los núcleos poblaciones más grandes han sido castigados en mayor medida por el coronavirus, de efectos más desgarradores en entornos contaminados. Una respuesta a la reducida movilidad en el periodo más duro de confinamiento ha sido la bicicleta, y que llegue para quedarse es uno de los grandes retos del ahora.

Y es que, a diferencia de en los coches particulares o en transportes urbanos, el viaje en bicicleta supone un riesgo extremadamente bajo de contagio, al realizarse de manera individual, sin contacto con otras personas. Pero, además, como es un vehículo de cero emisiones a la atmósfera, los desplazamientos realizados en bicicleta en este tiempo han supuesto un importante respiro para el planeta, y así lo han demostrado las postales y panorámicas de las ciudades, de mucho mejor aspecto y un aire más limpio.

En un mundo que quiere caminar hacia lo verde, el coronavirus ha sido un empujón hacia la necesidad de cambiar de manera drástica algunos de nuestros hábitos diarios. También, cómo no, reflexionamos acerca del cuidado personal que nos damos a nosotros mismos a la hora de hacer deporte. Hemos valorado mucho más la satisfacción de un paseo en bicicleta, hemos comprobado que si el ajetreo del día a día no nos deja ejercitarnos como deseamos el desplazamiento en bicicleta es el mejor sustitutivo y, como en toda crisis, hemos reordenado prioridades y nuestra salud está en lo más alto de la lista.

Ayuntamientos instalando nuevos carriles bici y/o provisionales, descuentos y subvenciones en bicicletas eléctricas, asociaciones de ciclistas reclamando más espacio, listas de espera para comprar bicis… son muchas las medidas e iniciativas en favor a la bicicleta surgidas en el mundo. En España, la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha pedido a los ayuntamientos el potenciamiento del uso de la bicicleta, labor que se lleva realizando en Murcia a través de esta oficina, en los dos últimos años se han instalado más de 400 nuevos aparcabicis y se han abierto al tráfico nuevos carriles bici, además próximamente se anunciará una nueva ampliación del tejido de carriles bici para conectar la ciudad con los barrios más periféricos y las pedanías, así como demás infraestructura, tal como semáforos adaptados y nuevos aparcamientos.

A esta campaña por animar a los españoles en pleno proceso de desconfinamiento al uso de la bicicleta también se ha sumado la DGT, que ha lanzado en sus redes sociales el hashtag #MueveteEnBiciEnCiudad por una movilidad sostenible, por la salud propia y la de la ciudad y para seguir ayudando a mantener la distancia social entre personas. Una vez comprobados los beneficios directos sobre nuestra salud y la mejor del entorno en que nos movemos, se confía en que la nueva normalidad reste uso al coche para dárselo a la bicicleta de manera cotidiana.

 

0 Commentarios

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *